Senolíticos reducen síntomas de COVID-19 en estudios preclínicos

Los investigadores de Mayo Clinic y sus colegas de la Universidad de Minnesota demostraron que la COVID-19 exacerba las consecuencias nocivas de las células senescentes en el cuerpo. En estudios preclínicos, los fármacos senolíticos descubiertos en Mayo redujeron considerablemente la inflamación, la enfermedad y la mortalidad debida a la infección por covid en ratones ancianos. Los resultados se publican en la revista Science.

Las células senescentes (células dañadas o inútiles que se quedan en el cuerpo) contribuyen en muchos aspectos al envejecimiento y a afecciones como inflamación y varias enfermedades crónicas. Según la «hipótesis de reostato o de amplificador» de las células senescentes y desarrollada en Mayo, los investigadores se dispusieron a descubrir por qué la mortalidad de la COVID-19 es mucho más alta entre los ancianos y los enfermos crónicos. Mostraron que las células senescentes humanas responden de manera amplificada a la proteína espicular S del SARS y eso las hace aumentar la producción de los factores que provocan inflamación y daño tisular.

Los investigadores también descubrieron que los ratones ancianos a los que mediante un modelo desarrollado en la Universidad de Minnesota se infectó con virus, incluido un coronavirus relacionado con el SARS-CoV-2, mostraron una reacción amplificada, con más cantidad de células senescentes, inflamación y una mortalidad de casi el 100 por cien. Cuando los investigadores trataron a ratones similares con senolíticos (fármacos que retiran de forma selectiva a las células senescentes del cuerpo), sea antes o después de la infección, el resultado fue lo contrario. Los anticuerpos antivirales aumentaron, mientras que los signos de inflamación y las células senescentes disminuyeron, igual que la mortalidad y, por lo tanto, aumentó la probabilidad de que los ratones viejos e infectados sobrevivieran mejor que los ratones más jóvenes.

Los investigadores plantean que reducir el peso existente de las células senescentes en los pacientes más viejos o afectados por enfermedades crónicas puede mejorar su resiliencia y reducir el riesgo de fallecer a consecuencia de infecciones virales, incluida la del SARS-CoV-2. Al momento, están en curso tres de estos ensayos clínicos.

«Pese al aumento en la vacunación, los senolíticos aún son útiles para quienes no pueden recibir la vacuna y, especialmente, para los ancianos que viven en asilos y tienen comorbilidades o problemas inmunitarios», comenta el  Dr. James Kirkland, director del  Centro Kogod para el Envejecimiento, junto con la Dra. Tamar Tchkonia, autora experta de Mayo Clinic en el estudio.  El trabajo plantea que los senolíticos también pueden mejorar la respuesta de los ancianos ante las vacunas y ayudarlos a combatir otras infecciones virales y bacterianas.

El estudio contó con el apoyo de los Institutos Nacionales de Salud, del Fondo Connor, de los señores Robert J. y Theresa W. Ryan, de los señores Robert P. Arlene R. Kogod, de la Fundación Noaber, del Instituto de Ciencias Traslacionales de la Universidad de Minnesota, del Equipo para Descubrimientos Médicos sobre la Biología del Envejecimiento y del Fondo Irene Diamond para el X premio a la transición doctoral de la Federación Americana de Investigación sobre el Envejecimiento. Asimismo, contó con el apoyo del director Fesler-Lampert para estudios sobre el envejecimiento y del premio AFAR al profesor principiante.

###

Información sobre Mayo Clinic

Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a innovar la práctica clínica, la educación y la investigación, así como a ofrecer pericia, compasión y respuestas a todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic para leer más noticias sobre Mayo Clinic. Si desea información sobre la COVID-19, incluida la herramienta de Mayo Clinic para rastrear al coronavirus en el mapa y ver el pronóstico de la enfermedad en los siguientes 14 días, visite el Centro de recursos para la COVID-19 en Mayo Clinic.

Contacto para los medios de comunicación:

Bob Nellis, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, [email protected]