Nueva perspectiva sobre el funcionamiento interno de la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico

Los investigadores de Mayo Clinic manipularon biológicamente y de forma novedosa la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico (CAR-T, por sus siglas en inglés) a fin de averiguar cómo es la batalla de las células cancerosas y predecir los efectos secundarios tóxicos. Este avance de Mayo Clinic se publicó en Cancer Immunology Research (Investigación Inmunológica del Cáncer) y puede revelar el misterio de cómo dejar en libertad a la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico para que destruya tumores sólidos.

«Esta nueva tecnología permite obtener imágenes para estudiar el destino de las células T con receptor de antígeno quimérico después de administrarlas al paciente. Esto permite investigar estrategias capaces de mejorar la trayectoria de la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico y su ingreso a las células tumorales para, de esa manera, potenciar la eliminación del tumor», comenta el Dr. Saad Kenderian, hematólogo e investigador en Mayo Clinic, además de autor principal del trabajo.

La investigación

Los investigadores de Mayo Clinic manipularon la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico para expresar una proteína transportadora de yoduro de sodio, a la que pudo captarse mediante una tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) en modelos preclínicos. Los investigadores controlaron en tiempo real y siguieron con precisión la pista de cómo se multiplicaban las células T con receptor de antígeno quimérico y cómo se dirigían hacia el cáncer para destruirlo. Estas nuevas imágenes sirven de base para estrategias que aprovechen la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico a fin de combatir otros tipos de enfermedades.

«Hasta ahora, no había una plataforma de imágenes que tuviese relevancia clínica para seguir la expansión celular ni la trayectoria hasta el lugar del tumor. Ahora, en los modelos de ratones es posible demostrar que las imágenes de la tomografía por emisión de positrones revelan el desplazamiento de las células T con receptor de antígeno quimérico, así como el momento en que aumentan en cantidad y provocan efectos secundarios. Esta nueva perspectiva permite extender la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico a otros tipos de cáncer para beneficiar a más cantidad de pacientes», afirma el Dr. Kenderian.

Un nuevo tipo de inmunoterapia regenerativa

Las inmunoterapias liberan los mecanismos corporales de defensa para combatir bacterias, virus y enfermedades, incluso el cáncer. La terapia de células T con receptor de antígeno quimérico es un nuevo tipo de inmunoterapia regenerativa que al modificar genéticamente las células y equiparlas, aprovecha el sistema corporal de defensa para enviarlas con la misión de encontrar y destruir el cáncer. Estas células sintéticas se convierten en un fármaco viviente que se desplaza por todo el cuerpo y que incita continuamente al sistema inmunitario a atacar las enfermedades.

La terapia de células T con receptor de antígeno quimérico promete ser beneficiosa para el cáncer de la sangre, por lo que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos autorizó su empleo en pacientes con linfoma, leucemia y, recientemente, mieloma múltiple. No obstante, todavía hay que superar ciertos obstáculos como efectos secundarios graves y manera de lograr que la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico surta efecto en tumores sólidos.

El Centro para Medicina Regenerativa y el Centro para Medicina Personalizada de Mayo Clinic están a la vanguardia de la investigación y de la práctica que busca extender las opciones de la inmunoterapia regenerativa a otros tipos de cáncer y, quizás, incluso a trastornos neurológicos y autoinmunitarios.

«En los ensayos clínicos de la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico, se ha visto una eficacia terapéutica sin precedentes en pacientes con algunos tipos de cáncer de la sangre, entre ellos, leucemia linfoblástica aguda de células B, linfoma de células B no de Hodgkin, leucemia linfoblástica crónica de células B y mieloma múltiple. Sin embargo, la adopción más amplia de la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico se ve limitada debido a su mínima actividad en tumores sólidos y al desarrollo de toxicidades mortales», añade el Dr. Kenderian.

El síndrome de liberación de citocinas es un efecto secundario potencialmente devastador de las inmunoterapias, como lo es la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico. Puede provocar reacciones graves, como náuseas, taquicardia, presión arterial baja, dificultad para respirar y, en algunos casos, es mortal.

Si bien este nuevo descubrimiento en las imágenes de las células T con receptor de antígeno quimérico puede servir para superar los obstáculos de los efectos secundarios tóxicos y de la limitada eficacia en el cáncer que no es de tipo sanguíneo, hace falta estudiar más para verificar estos resultados. El siguiente paso es probar esta plataforma en ensayos clínicos de fase 1 sobre las células T con receptor de antígeno quimérico para controlar su desplazamiento y expansión en los pacientes a fin de entender por qué fallan.

El Dr. Reona Sakemura es investigador de hematología en Mayo Clinic y primer autor del estudio. Este estudio se llevó a cabo con la colaboración del Dr. Stephen Russell y de la Dra. Kah Whye Peng, quien  desarrolló y estudió en ensayos clínicos el uso de la proteína transportadora de yoduro de sodio mediante virus oncolíticos y terapia genética.

###

Información sobre Mayo Clinic

Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a innovar la práctica clínica, la educación y la investigación, así como a ofrecer pericia, compasión y respuestas a todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic para leer más noticias sobre Mayo Clinic. Si desea información sobre la COVID-19, incluida la herramienta de Mayo Clinic para rastrear al coronavirus en el mapa y ver el pronóstico de la enfermedad en los siguientes 14 días, visite el Centro de recursos para la COVID-19 en Mayo Clinic.