Experto de Mayo Clinic ofrece sugerencias para reanudar el golf

ROCHESTER, Minnesota. En esta época del año, el Dr. Sanjeev Kakar, cirujano ortopédico de Mayo Clinic, empieza a ver muchas lesiones en las personas que se inspiran con los partidos de golf y otros deportes que también se juegan con palos.

«El clima empieza a cambiar, en la televisión se puede ver las principales competiciones de golf, las canchas locales abren sus puertas y la gente está emocionada por jugar de nuevo. Salen a la cancha y golpean cientos de pelotas en un período corto, sin calentarse ni estirarse previamente. Además, estos jugadores pueden tener mala mecánica corporal y usar equipos viejos, todo lo que lleva a sufrir lesiones», comenta el Dr. Kakar, especialista en lesiones de la mano y la muñeca.  

Mantenerse activo es bueno para el cuerpo, pero los deportes que requieren palos pueden ser particularmente fuertes para las manos y las muñecas. El hueso ganchoso, que está en la base de la palma y debajo del dedo meñique, puede lesionarse, especialmente cuando se da un golpe pesado (el palo golpea el suelo antes que la pelota) o se golpea de forma repetitiva con un bate de béisbol. Otra lesión frecuente implica al tendón extensor cubital del carpo o al complejo fibrocartílago triangular sobre el lado que corresponde al dedo meñique de la mano. Las lesiones derivan en dolor de la muñeca, especialmente al girarla o rotar el antebrazo y en una disminución de la fuerza de agarre.

El Dr. Kakar también recomienda que la gente sepa que los dolores en una parte del cuerpo pueden llevar a sentir dolor en otro lugar.

«El swing del golf se compone de un movimiento dinámico. Cuando uno está compensando porque tiene una lesión en la espalda y no puede girar, a fin de generar más fuerza, la compensación ocurre con otra parte del cuerpo. Por ejemplo, usted puede hacer un swing con el brazo, pero eso repentinamente influye sobre el codo o las muñecas», dice el Dr. Kakar.

Para evitar lesiones, el Dr. Kakar ofrece las siguientes tres sugerencias:

  • Practicar intencionadamente

Antes de empezar a jugar golf, haga unos movimientos básicos de estiramiento para aflojar la espalda, las caderas, los hombros, los brazos y las muñecas. Practique hasta llegar al nivel de actividad que desee alcanzar. En lugar de golpear cientos de pelotas de una sola vez, concéntrese en una sola destreza durante un período más corto. Haga un juego corto o un juego largo, pero no los dos al mismo tiempo.

  • Equipo adecuado

Los equipos continúan mejorando, así que consiga el más adecuado para usted ahora, en lugar de heredar algo de hace mucho tiempo. Verifique que los palos tengan la longitud correcta y que el agarre (grip) sea suficientemente ancho. Evite los palos de golf con varillas de acero. Los palos más modernos tienen varillas de grafito y dorso ahuecado que absorbe mejor el impacto.

  • Mecánica adecuada

Sea usted principiante o veterano, tomar lecciones con instructores eruditos de la Asociación de Golfistas Profesionales (PGA, por sus siglas en inglés) aporta una gran base o corrige malos hábitos.

Infórmese más con estos recursos:

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a innovar la práctica clínica, la educación y la investigación, así como a ofrecer pericia, compasión y respuestas a todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic para leer más noticias sobre Mayo Clinic.